Un trip histórico a Berlín

La Puerta de Brandenburgo: referencia visual por excelencia de Berlín

Berlín es un poco... blah. De las ciudades de Europa que he podido visitar, a mi gusto personal, es de las que encuentro menos atractiva. Creo que en parte esto se debe a mis preferencias arquitectónicas, pero por otro lado es simplemente porque sí 😑 Solo tenemos que considerar todo lo que vivió esta ciudad en el siglo XX 😐.

Pero no teman: en la capital alemana, el fondo prevalece sobre la forma. Lo que le falta de encanto, lo compensa en historia. Y mi objetivo personal era aprovechar mi visita exprés para aprender todo lo que pudiera sobre el muro de Berlín y, en menor medida por las limitantes de tiempo, la Segunda Guerra Mundial.

A continuación, algunas anotaciones puntuales de museos y lugares que buscan atraer a los turistas interesados en complementar su educación en historia en Berlín.

Memorial del muro de Berlín 🌟🌟🌟🌟🌟

El muro de Berlín

Esto fue lo que pasó: al fin de la segunda guerra mundial, Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y la Unión Soviética se dividieron Alemania en cuatro partes. La Unión Soviética formó la República Democrática de Alemania (RDA), separada de la Alemania Occidental, y la gente quedó, en palabras simples, atrapada  geográficamente ahí.

 

Ya que millones de personas huyeron a toda costa de la RDA y su régimen socialista, la respuesta fue levantar un muro. Pero el muro no era así nomás, sino que era una serie de dispositivos de seguridad para que a nadie se le ocurriera pasarse al otro lado, lo que no detuvo a la gente de seguir buscando alternativas y miles murieron en el intento. El muro cayó en 1989 después de 28 años.

Aquí entre nos, este lugar me impactó profundamente solo de pensar lo que pasaron estas familias y amigos y, porque soy medio chillona, se me salieron un par de lágrimas viendo vídeos de testimonios en la exhibición. La entrada a la exhibición es gratis. Por lógica tomen en consideración que pasarán buena parte del tiempo en exteriores.

Topografía del terror 🌟🌟🌟🌟🌟

Este museo se ubica en el antiguo edificio de la GESTAPO, la policía secreta del Estado. En la exhibición que está en el muro encuentran un recuento cronológico de cómo Hitler llegó a ser Hitler. El nombre del museo lo dice todo. Aparten suficiente tiempo si son minuciosos y quieren leer todo lo que está en la exhibición ya que adentro hay muchísima más información, curada con detalle. La entrada es gratis.

Museo de la República Democrática de Alemania (DDR Museum) 🌟🌟🌟🌟

Como bien adivinaron, este museo se enfoca en enseñar cómo era el día a día  adentro de Alemania Oriental bajo el régimen socialista. Las exhibiciones son interesantes e interactivas. Cubre varios puntos, desde cómo era la educación, las viviendas y la economía. No es gratis, pero vale la pena.

Réplica de la sala de una vivienda

Palacio de lágrimas 🌟🌟🌟🌟

Este museo está cerca de la estación de  Friedrichstraße, donde había un punto de cruce fronterizo entre las dos Alemanias durante la Guerra Fría. Toma su nombre del llanto de la gente al separarse y despedirse. Exhiben objetos originales, documentos y videos de la época, enfocándose en los impactos de la división y la frontera en la vida diaria de los alemanes. Es pequeño, fácil de navegar, pueden hacer una visita corta y es gratis.

 

En esta área también pueden ver la escultura Kindertransport (Trenes a la vida - Trenes a la muerte), que representa a dos grupos de niños judíos: los que fueron rescatados de países ocupados por los nazi y enviados al Reino Unido y otros países, y los que fueron llevados por trenes del holocausto a campos de concentración. Pueden ver las fotos arriba de estas líneas.

Museo de Checkpoint Charlie 🌟🌟

Checkpoint Charlie

Esta atracción está cerca del ex punto de cruce controlado por los estadounidenses, conocido como Checkpoint Charlie. Toda esta área se siente súper turística, incluso te puedes tomar fotos con tipos disfrazados de oficiales. El museo es interesante pero es demasiado. Se beneficiaría de que alguien lo editara y buscara una mejor manera de presentar toda la información porque abruma tanto como una diapositiva a la que le han metido solo texto en letra microscópica a 12 puntos. Considerando que nació a partir de una colección personal es entendible, pero si ya visitaron los demás lugares en esta lista, pueden ahorrarse su dinero. Uno de los artefactos más interesantes son los vehículos modificados para ayudar a pasar a alguien de una Alemania a otra.

Otro Berlín


  

 

  

  


Claro, no todo en Berlín son museos, ni la Segunda Guerra Mundial ni la Guerra Fría. Está el edificio del Reichstag, con su singular domo. La puerta de Brandenburgo. La Isla de los Museos (OK, sí son museos, pero pueden verlos solo desde afuera). Los memoriales (en mi caso, solo pude visitar el dedicado a los gitanos de Europa que fueron víctimas del genocidio nazi). Alexanderplatz.

Es curioso como antes de esto nunca me sentí particularmente atraída a viajar a Alemania pero esta corta visita logró despertar mi interés. Hay tanto que no alcancé a ver en Berlín que no descartaría que algún día regrese si bien en estas circunstancias, quién sabe cuándo será posible. Algún día.

Ficha técnica
Fechas: 20 y 21 de mayo de 2019.
Entrada / Salida: Flixbus proveniente de Praga y tren hacia Múnich
Alojamiento: Airbnb (donde la anfitriona no hablaba nada de inglés pero nos entendimos para que me regalara agua)
Lo que más me gustó: El memorial del muro de Berlín
Siempre recordaré: Las emociones. Un poco similar a la visita a la casa de Ana Frank en Ámsterdam.
Aprendí: Que de verdad puedo ser más ranger de lo que yo imaginaba.

Comentarios

Entradas populares