Y justo así, Miranda nos mandó a callar

Si usted y yo andamos por la misma edad, las probabilidades de que ambos hayamos visto "Sex and the City" (SATC) los lunes por la noche en el canal Cosmopolitan son altas. Hace 13 años (sí, 13 años... este blog es un vestigio) escribía sobre la amistad de Carrie, Samantha, Miranda y Charlotte, y que si la serie era más sobre las relaciones en general o sobre sexo. Quiero pensar que la sabiduría que dan 13 años de por medio me permiten ver lo tóxica que era la relación de Carrie con Big/John y lo mucho que estas cuatro mujeres se habrían beneficiado de ir a un terapeuta, así como ahora acepto que don Armando era, en buen colombiano, un hijueputa y Betty, más que quedarse con el francés, se debería haber enfocado en trabajar en su autoestima, autovalor y autoaceptación 😑. El tiempo nos da perspectiva.

Miranda, Carrie y Charlotte en la ciudad

Pero bien, henos aquí, a 23 años del estreno de SATC y a días de que finalizara "And just like that" (AJLT), el reboot de 10 episodios disponible por HBO Max. Y no puedo evitar preguntarme, ¿habrá sido intencional que este programa apenas y se tratara de Carrie? No es que me esté quejando, pero creo que SATC no supo qué hacer después de los créditos cuando Carrie obtuvo su final feliz. Sin conflicto no hay historia, al menos en la ficción. Para muestra, las películas. La trama de la primera película se centra en que Big deja plantada a Carrie. En la segunda, tienen problemas maritales y de la nada en medio de Abu Dhabi aparece Aidan, otro que no aprendió que uno no regresa donde le rompieron el corazón. No debería sorprendernos entonces que Big se muera justo en el primer episodio de AJLT, porque los productores seguro piensan que el público de SATC no está interesado en ver la relación de una pareja en sus 50-60 años... sino solo veamos cómo representaron la relación de Miranda y Steve (Steve con sus aparatos auditivos y su deseo de comer sorbete mientras ven televisión... #JusticeForSteve).

A lo largo de nueve episodios, Carrie atraviesa su duelo de una manera, en lo que cabe, realista, pero como eso no es suficiente para sostener una serie que siempre se ha esmerado para mantenerse en el lado más fluffy de la vida, había que darle un arco más o menos importante a otra de las amigas. A falta de Samantha, y siempre viendo de menos a la pobre Charlotte, aparece Miranda 2.0. En AJLT, Miranda descubre que se siente atraída por las mujeres, pero especialmente por el personaje de Sara Ramírez, Che Diaz, una persona queer no binaria, birracial con ascendencia irlandesa y mexicana. Bien por ti, Miranda. You do you, girl.

Che y Miranda. ¿Chanda? ¿Mirche?

(En un paréntesis con el tema este de Miranda y Che, lo que yo no supero es la infidelidad. No es porque yo personalmente creo en la monogamia. Es porque creo en el respeto al otro. Si Miranda y Steve hubieran estado en un matrimonio abierto o hubiera un entendimiento explícito entre ellos de que podían salir y/o acostarse con otras personas, las cosas serían distintas. Y sí, todos recordamos que Steve engañó a Miranda en la primera película, y cómo Miranda lo tomó. Creo que la reacción de Che al enterarse de que Miranda no le había dicho que seguía casada le ganó puntos de simpatía conmigo, porque también es un tema de respeto propio. Los engañó a los dos.)

Yo sé que hay gente que sí es bien fan de la serie que no soporta la idea de que un personaje ficticio pueda evolucionar. ¿Cómo se atreve Miranda a cambiar? ¿Cómo se le ocurre ser diferente a la Miranda que dejamos en SATC 2 en 2010? ¿Cómo es posible que una mujer entrada en sus 50 años decida que quiere algo diferente de la vida?  Bienvenidos a la realidad: la gente cambia y tiene derecho a cambiar. Parafraseando al fan de Britney Spears, Leave Miranda alone. Por eso es que, justo así, Miranda mandó a callar a todos los haters sin querer queriendo en su discusión en el baño con Carrie después de que le dice que va a dejar todo por irse con Che a Los Ángeles por un par de meses.

Am I not allowed to change a little bit? Or a lot? Or change back again if I feel like it? Do I have to follow my own rigid rules 'til the day that I die?
- Miranda Hobbs

¿Acaso no tengo permiso de cambiar un poco? ¿O mucho? ¿O cambiar de regreso si se me da la gana? ¿Tengo que seguir mis propias reglas rígidas hasta el día que me muera? 

Ahora bien, yo también habría sido la amiga que juzga a Miranda por dejar sus estudios y su pasantía súper codiciada por seguir a alguien PoR aMoR, pero creo que esta es una historia en desarrollo, si bien no se ha confirmado una segunda temporada de AJLT. Y la verdad es que, aún si no le dieran una temporada más, creo que al menos los personajes principales quedan donde deberían de estar. No hay cliffhangers molestos. Solo hay posibilidades. Y pues, un montón de personajes secundarios nuevos que introdujeron sin qué ni para qué porque no alcanzaba el tiempo para desarrollar sus historias, como Seema, la amiga vendedora de bienes raíces de Carrie (que al menos pareciera que encontró el amor); Nya Wallace, la profesora de Miranda (que no sabemos qué pasará con su matrimonio); y Lisa Todd Wexley, la amiga de Charlotte (de quien no sabemos más porque así de poco amor le dieron al personaje de Charlotte, si no contamos la storyline de Rock). 

Justo sobre esos personajes secundarios, yo aprecio el esfuerzo por tener personajes e historias más diversas y propias de los tiempos en que vivimos, si bien la ejecución no fue perfecta. Seamos serios: a cada una de las actrices principales le dieron al menos una amiga que marcara la casilla BIPOC (siglas en inglés para "negro, indígena y persona de color"), y otro personaje allegado que representara alguna de las letras de la comunidad LGBTIAQ+, lo cual no deja de ser un poco como cuando Mattel lanza una nueva amiga o amigo de Barbie para llegarle a la demográfica de una minoría no representada, pero Barbie sigue siendo la estrella, y aquí el grupo de amigas blancas de clase media alta siguen siendo las estrellas, con todos sus privilegios incluidos.

Veredicto final: ¿Necesitábamos regresar al sexo en la ciudad? Probablemente no. ¿Necesitamos una segunda temporada de "And just like that"? Probablemente no, pero si la hacen, espero que por fin le den un poco más de atención al personaje de Charlotte... sin que recurran a matar a Harry o a una infidelidad. 

Debe haber más que funerales y divorcios a los 50.


📧 ¿Sabían que se pueden suscribir a las entradas más recientes del blog por correo? Solo con un click.

Comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de Pablo Alborán para cada necesidad

10 amigos explicados con personajes de Disney

Que todos los niños estén muy atentos