El nuevo zapping en la era de las plataformas de streaming

Mi familia se tardó más de una semana en darse cuenta de que dejé de pagar Amazon Prime. Ni siquiera fue intencional. Fue un error en el procesamiento del pago. Pero fue lo que necesitaba para confirmar que no usamos Amazon Prime lo suficiente como para justificar el pago de la suscripción, porque entre tantos servicios disponibles de streaming, cada vez cuesta más decidir a quién le vas a dar tu dinero. 

Hace unos años pensaba que llegaríamos a un punto en que iba a dejar de pagar el cable y solo iba a pagar Netflix y todavía tendría un ahorro. Ahora el cable te sale regalado en un paquete residencial de internet, pero ya no es solo Netflix. Hay Amazon Prime, Disney+, Star Plus+, Paramount Plus, Apple TV, HBO Max... y esos son solo los que creo que hay disponibles en El Salvador. Y si antes mi mamá se quejaba de que había setentitantos canales y nada que ver, ahora que hay cientos de canales (y no pasa de Hola TV y El Gourmet), a veces se queja de que no halla qué ver en Netflix. (Nota aparte, si usted se pregunta quién ve todas las series y películas coreanas, taiwanesas, japonesas, chinas, indias, turcas, nigerianas y próximamente egipcias en Netflix, la respuesta es: mi mamá.)

Como todos, he caído en la oferta de los "7 días gratis" y se me ha olvidado cancelarla, incurriendo en el gasto de una suscripción más por uno o dos meses. Eso me pasó con Paramount Plus. Ya cuando lo tuve, hice el esfuerzo de ver "Schitt's Creek" pero no pasé de los primeros episodios de la segunda temporada. Simplemente no me pareció gracioso, no importa cuántos premios se haya ganado. 

¿Seré yo que no la entiende?

También he caído en la oferta de un descuento significativo por pagar una suscripción anual o cuando recién lanzan la plataforma, como HBO Max que al principio ofrecían 50% de descuento para siempre si te suscribías antes de X fecha. En mi casa, como fieles amantes de Disney, Pixar, Marvel y por ratos de "Star Wars", pagar Disney+ nos rinde cuentas. El problema fue cuando por "error" de la plataforma, al momento de querer renovar mi suscripción, agarré el paquete con Star+. Como hay pocas cosas que deteste más que sentirme timada, la cancelé inmediatamente, pero eso me dejó con un mes de Star+ que tenía que devengar. Todo lo que recuerdo haber visto fue "Only murders in the building", una serie en que tres fans de podcasts de true crime se dan a la tarea de producir su propio podcast cuando hay un asesinato en su edificio de apartamentos. La protagonizan Steve Martin, Martin Short y Selena Gómez. 

Más recientemente, en mis ansias de ver la adaptación cinematográfica de "The hating game", me suscribí a Apple TV. Al final la película no estaba disponible para Latinoamérica, pero decidí adoptar una estrategia diferente: pagaría solo un mes, eligiría algo para ver en ese mes y luego la cancelaría. Así volví a ver las dos temporadas de "Ted Lasso" (ahora acompañada de mi mamá, gracias a la disponibilidad de los subtítulos en español) y vi la primera temporada de "The morning show"... que según yo, era una comedia 😅. Este drama sigue la historia de un programa de noticias matutino en que el presentador acaba de ser despedido por acoso sexual en la segunda ola del movimiento #MeToo. No me generó tantas emociones como "Bombshell", pero al final terminé viendo un episodio por día porque era demasiado drama e intrigas.


La experiencia con Apple TV me ha hecho pensar que puedo pagar un mes aquí y allá de una u otra plataforma cuando salga una nueva película, serie o temporada, en lugar de tenerlas como un gasto recurrente en mi presupuesto... algo así como una nueva forma de zapping en esta era del streaming, solo que en lugar de pasar cambiando de canales, me paso de una suscripción a la otra. Y yo sé que podría buscar métodos alternativos "gratuitos", pero si algo me ha hecho Netflix es haragana. ¿Para que hustle para conseguir cada programa de televisión que quiero ver cuando puedo solo apretar un botón? Claro, hay programas para los que no se encuentra alternativas (como la vez que intenté ver una novela turca en YouTube pero no me abundó la paciencia para sufrir todos esos comerciales).

Curioso cómo hasta hace 10-12 años, ver televisión era ver una señal televisiva, ver películas era ir al cine, y escuchar la radio en el carro era de hecho una transmisión de radio y no un podcast grabado en cualquier lugar del mundo y reproducido a través de un servicio como Spotify.


PD. Para recomendaciones de podcasts, una buena opción es "Smartless", conducido por los actores Will Arnett, Jason Bateman y Sean Hayes. Celebrities... they're just like us.


📧 Con un solo click se pueden suscribir a las entradas más recientes del blog y les llega por correo

Comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de Pablo Alborán para cada necesidad

10 amigos explicados con personajes de Disney

Que todos los niños estén muy atentos