"Shrill" y verse en la pantalla

Este fin de semana vi la primera temporada de "Shrill", una serie original de Hulu ahora disponible para América Latina a través de HBO Max. Protagonizada por Aidy Bryant (Saturday Night Live), la serie va de la vida de Annie Easton, una columnista en un periódico en Portland y sus experiencias navegando el trabajo, familia, amigos y pareja. Una serie marcadamente millennial, que a algunos les parecerá demasiado millennial, pero a mí me pareció entretenida y prometedora (si bien la pillé tarde porque su tercera y última temporada terminó en mayo de 2021).

Aunque hay aspectos del plot que no comparto en lo más mínimo (léase: Ryan), creo que lo que más me gustó fue el crecimiento personal de Annie desde que empieza a defenderse a sí misma profesionalmente y cómo esa actitud se refleja en otras áreas de su vida. No quiero decir que esta es una serie de televisión sobre una mujer gorda, pero al final del día es una serie de televisión sobre una mujer joven gorda y qué bien que lo sea porque hace falta que la diversidad de cuerpos que existe en el mundo real, también exista en la ficción.

Annie dancing at pool party
El capítulo de la fiesta en la piscina

Sin entrar en demasiados spóilers, en el episodio 4 ("Pool"), vemos a Annie asistir a una fiesta de piscina inclusiva en que cada asistente está plácidamente cómodo con su cuerpo y su apariencia, mientras Annie está sofocada y sudando en jeans y una blusa de botones hasta el cuello. En paralelo, vemos a una adolescente Annie declinar la invitación de la mamá de ir a la piscina, pero escabullirse en la noche a darse un chapuzón cuando nadie la ve. El episodio termina con un discurso de Annie sobre cómo la sociedad ve y trata a las personas gordas que es muy bueno, nivel *chef's kiss*.

Quiero creer que en la actualidad estoy en un mejor lugar mental y emocionalmente, lejos de la prisión mental del discuso de Annie, pero la verdad es que siguen habiendo situaciones incómodas en que mi apariencia física se enciende como una alarma en mi cabeza. ¿Me metería a la piscina? Sí, en un entorno en el que tengo algo de control. ¿Iría a una fiesta de piscina con desconocidos donde todos están súper seguros en sus cuerpos? No lo sé, y si fuera, irónicamente no sé si me sentiría cómoda. Si han estado ahí, quizás entenderán. Si no, más motivos para recomendarles esta serie.

Si le dan una oportunidad, les puede parecer interesante leer el artículo original "Hello, I am fat" de Lindy West, en cuya colección de ensayos se basa la serie y figura en el episodio 5 ("Article"). Pueden ver el tráiler de la primera temporada aquí:

 

PD. Revisé y, aunque mi consumo de TV no es representativo de todo lo que hay disponible allá afuera, solo en otras dos ocasiones he escrito sobre series protagonizadas por actrices gordas (Melissa McCarthy en "Mike and Molly" y Brooke Elliot en "Drop Dead Diva"). Ya era tiempo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de Pablo Alborán para cada necesidad

Que todos los niños estén muy atentos

10 amigos explicados con personajes de Disney